10 ene. 2008

Ahmadabad – Las primeras reacciones (18 de diciembre de 2007)

El informe de Javier Benayas que comentamos en el post anterior lo rebotamos a un grupo de educadores ambientales de América Latina y España. Ello produjo reacciones, comentarios y aportes interesantes. En este primer bloque les transcribo las primeras tres reacciones que se produjeron el día 18 de diciembre. Éstas incluyen propuestas de Hernán Sorhuet, Germán Rodríguez y David Solano.


**********************************

El 18 de diciembre Hernán Sorhuet desde Uruguay escribió:

Estimad@s amig@s y colegas,

Es tan compartible lo que reflexiona Benayas que solo resta preguntar ¿qué podemos hacer?

Todo parece indicar que existe la firme intención de mantener el statu quo, lo que incluye eliminar el concepto de E.A. como si fuera una etapa superada.

El desafío es monumental pues de lo que estamos hablando es de cuestionar e intentar convencer a la sociedad que se debe cambiar el modelo de consumo, de producción, de relacionamiento comercial y financiero, si es que se pretende construir una sociedad más justa y sostenible.

No sabía que en 2008 se realizará un encuentro en Argentina. Tal vez deberíamos intentar de incidir en forma individual -y quizás de manera más corporativa- para que esa ocasión se aproveche al máximo para colocar sobre la mesa de discusión aquellos temas o enfoques que consideremos claves, aprovechando todo el valioso camino recorrido en América Latina en materia de E.A.

Los fracasos y la autocrítica deben ser nuestros puntales. Organizar y asistir a grandes congresos de E.A. sin expectativas ciertas de que en ellos se buscan salidas reales a la grave crisis ambiental que vivimos, debemos verlo como una traición a la esencia de la E.A.

Por lo menos podemos intentar sacudir la modorra instalada desde hace tiempo y devolverle al ejercicio de la E.A. el potencial insustituible que tiene, para ayudar a las personas y a las comunidades, a encontrar el camino que conduce hacia un estilo y nivel de vida, digno y sustentable.

Lamento haberme extendido un poco en mis comentarios.

Saludos para todos y todas.

Hernán Sorhuet

**********************************

Igualmente Germán Rodríguez desde Guatemala opinó:

Estimados Javier y Alejandro,
Creo que definitivamente es importante estimular la organización de los educadores ambientales de Iberoamerica, mejorar la comunicación entre nosotros, especialmente ahora que existen los medios para agilizarla y además estar muy atentos a tener la información necesaria sobre la reunión de Argentina el próximo año para tratar de hacer presencia en la misma, pero además tener ya una organización de base y propuestas concretas.

Al respecto, adjunto la propuesta de creación de una Asociación Iberoamericana de Educadores Ambientales, la cual creo que de llegar a concretarse, permitiría que nuestra voz fuera escuchada.

La idea de esa Asociación surgió en el mes de julio de 1989, en Montevideo, en el II Seminario de Educación Ambiental, a iniciativa mía y de María Severina Navarrete de Uruguay, posteriormente se volvió a tratar el tema en el taller de Educación y Capacitación Ambiental (TECA) de Chile, que en junio de 1992 llegó a publicar el boletín No. 1 (el único) de la Asociación Latinoamericana de Educadores Ambientales, donde se nos mencionaba a María Severina y a mí como secretariado provisional.

Finalmente, se retomó el tema en Cancún, México, en el Congreso de la Asociación Norteamericana de Educación Ambiental.

Como hasta ese momento, las comunicaciones electrónicas aún no estaban tan desarrolladas y no hubo el apoyo necesario, la idea cayó en el olvido. Sin embargo creo que este es el momento oportuno.

No es posible que se demerite a la Educación Ambiental de tan amplia trayetoria en Iberoamerica en aras de un enfoque economicista.

Espero sus reacciones a esta idea.

**********************************

El mismo día 18 David Solano desde Perú aportó lo siguiente:

Yo comparto esa idea y es un sueño que tengo: que exista canales que hagan fluir los avances y las discusiones en educación ambiental en América Latina.

Yo siempre he dicho (y algunos de ustedes son testigos) que la educación ambiental no ha sabido tomar su lugar, no sólo en los sistemas educativos (tema por el cual siempre hemos estado preocupados) sino tampoco en los sistemas ambientales de los países. Tan es asi que no se aprecia la importancia de la EA en la gestión del desarrollo sostenible y para muchos tomadores de decisiones una reunión de educadores ambientales es "una pérdida de tiempo y un pretexto para viajar"

Culpa en gran parte la tenemos los educadores ambientales, que no hemos sabido integrar el discurso con la práctica hacia el desarrollo. O hemos convertido nuestros espacios de discusión en meros ejercicios retóricos, para " convencernos entre convencidos" sin tomar los verdaderos espacios donde se toman decisiones, tanto a alto nivel como apoyando a los ciudadanos en la mejora de sus procesos de gestión ambiental, verdadera misión (a mi entender) de la EA

Yo también puedo mencionar dos espacios e iniciativas: el PLACEA (donde Alejandro jugó papel importante) y el Plan Andino Amazónico de Comunicación y Educación Ambiental (PANACEA) que sigue viviendo a pesar de la indiferencia de los gobiernos gracias al empuje que está dando la Comunidad Andina.

Yo también fui extenso (perdón) pero estoy a su disposición para que en este 2008 tengamos un Congreso Iberoamericano acorde con las necesidades de nuestros países en el tema.

David Solano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada