28 jul. 2009

Educadores Ambientales de Venezuela 2 (La gente que está trabajando para hacer un mejor país) 2_ Maritza Pulido


Más o menos por estas fechas, hace treinta años Maritza Pulido Santana inició Juegos Ecológicos en los Parques, el cual se convirtió en un programa emblemático y de referencia no sólo en Venezuela, sino en varios países del mundo. Por lo que en celebración de esta fecha hemos incluido a Maritza en el segundo reportaje sobre los educadores ambientales de Venezuela.

Para mi Maritza es una referencia permanente de lo que significan las palabras compromiso y voluntad. Como ella misma lo cuenta en la entrevista a partir de su trabajo artístico como gente de teatro, desarrolló una acción efectiva en materia de educación ambiental y en particular en sus elementos prácticos. Entre 1989 y el 2000 fundó, mantuvo y fue la Coordinadora Nacional del Programa Juegos Ecológicos. Por ese trabajo ganó el Premio Global 500 del PNUMA en 1991. Ella es autora de varios libros sobre el juego como recurso didáctico y sobre el uso de huertos como estrategia educativa. Es presidente de la ONG Ecojuegos dentro de la cual tiene más de quince años como educadora formando docentes en todo el país.

Esto fue lo que nos contestó Maritza a las preguntas del cuestionario que le enviamos.

¿Puedes definirte como educadora ambiental?
Puedo confirmarte sin la menor duda que me considero una educadora ambiental. En el transcurso de varias décadas, en varias instituciones y a través de muchos medios (publicaciones, talleres, cursos, foros), he estado estudiando y ejerciendo diversas modalidades para motivar a las personas a cambiar actitudes y conductas de manera de mitigar los efectos negativos de nuestros comportamientos hacia la naturaleza.

¿Por qué es importante para ti la educación ambiental desde tu propio contexto?
Pienso que la EA tiene que ver con la calidad del ambiente en que las comunidades se desarrollan y aprenden. Si las actitudes de sus pobladores son positivas hacia su entorno quiere decir que la manera como se les ha enseñado a comportarse con los elementos que allí se encuentran ha generado una cultura ambientalmente positiva y viceversa. En estos tiempos que nos ha tocado vivir, muchos organismos y medios de comunicación a nivel planetario están alertando sobre la perdida de la calidad del medio ambiente y las terribles consecuencias que esta degradación tiene para el planeta y sobre los seres humanos. Por lo que nos toca continuar realizando nuestras acciones en procura de una mayor concienciación a nivel mundial.

¿Cómo llegaste a convertirte en educadora ambiental?
Bueno yo vengo del mundo de la cultura, específicamente del Teatro y comencé a trabajar en el 74 en Inparques, en Relaciones Publicas, allí me encargaron de coordinar las tareas culturales de los fines de semana, luego se incorporaron las escuelas en plan de visitas guiadas, lo cual hizo que comenzara a estudiar cada uno de los ambientes del Parque del Este. Luego recuperamos un área del parque y construimos un Vivero Didáctico con sus respectivos senderos, venían aproximadamente 5.000 escolares anuales. En el 78 se incorporaron al Instituto los Parques Nacionales y Monumentos Naturales y me toco trabajar con las comunidades aledañas a algunos de ellos. Bueno sería largo describirte cada uno de esos sucesos pero puedo decirte en síntesis que en el momento que reconocí, comprendí y valoricé la importancia de conservar el patrimonio natural de la humanidad y su diversidad y relación directa con la salud del planeta, definitivamente mi manera de percibir y actuar en la vida cambió y me apliqué a “dedicación exclusiva a la disciplina de la EA”.

¿Cuál es el proyecto más significativo en materia de educación ambiental en el cual has participado o participas?
“Juegos Ecológicos en los Parques de Inparques”, programa de educación ambiental dirigido a niños, niñas y adolescentes, fundado en 1979 y en el cual trabajé como Coordinadora Nacional hasta el 2000. Este quehacer pedagógico fue muy significativo para mi persona, los niños participantes y también para todo el equipo de jóvenes guías y coordinadores que a nivel nacional, todos nos dimos a la tarea de recrear mediante actividades lúdicas como un medio educativo insustituible, el proceso de enseñanza-aprendizaje ambiental. El programa se estructuró y se convirtió en un modelo único de educación ambiental latinoamericano, en su fase motivacional, de desarrollo y de evaluación, tanto en los aspectos conceptuales, metodológicos y logísticos. Esta propuesta motivó a un grupo de profesores de la UNELLEZ, a involucrarla en la opción internacional de formar parte de la Lista del Premio Global 500 y se la envió al PNUMA que es el patrocinador del mismo. El resultado fue satisfactorio en 1991 y el premio recayó en mi persona, lo recibí en la ciudad de Estocolmo, Suecia. La verdad, que nos formamos en esta experiencia tan absorbente, tanto en crecimiento personal y como en el compromiso ético, sin precedentes; yo no hubiera trascendido sin la presencia del equipo que a nivel nacional me acompañó durante varios años.

¿Cómo ves el estado actual de la educación ambiental en Venezuela?
La situación actual debido no solo al peligro de extinción de nuestras áreas protegidas que abarcan casi el 45% de la superficie de nuestro territorio, y que estimo que se debe a la no existencia de geopolíticas ambientales dirigidas a la conservación de la biodiversidad, pues para ello deben convertir a la educación ambiental en un eje transversal a todos los niveles del currículum, tanto de educación básica, diversificada y superior. La permanente aplicación de modelos económicos que impera a nivel global, sus metodologías en su gran mayoría, generan numerosos problemas y conflictos de tipo social, ecológico y culturales a las audiencias a que van dirigidos, sobre todo en lo relacionado a como se explotan, se consumen y se reparten los recursos naturales. Estimo que las comunidades nacionales e internacionales, exigen un urgente cambio, manifiestan la necesidad de poner las bases de una transformación a través de la EA, para salir de la sociedad de consumo y apuntalarnos hacia una sociedad ecológica, en cuyo caso el reto sería adaptarnos a una cultura del reciclaje, de manera de organizar las relaciones humanas en función de valores como el respeto a la vida en todas sus formas y la sostenibilidad. Hermano del alma, ¡ahora es cuando hay que hacer!

¿Qué sería lo más importante que habría que hacer para mejorar la educación ambiental en el país?
Permíteme citar la frase de E. Burke (1729-1797) que decía: “el pecado más grande es no hacer nada porque piensas que solo puedes hacer muy poco”. Estamos convencidos, algunos educadores, que hay que entender y reflexionar sobre como es la relación de la humanidad con el resto de la biosfera y ponernos de acuerdo juntos en todos los miembros de la comunidad nacional, sobre la gestión ambiental e implementar las líneas en función de las futuras generaciones; el unir todas las visiones y estrategias, nos permitirá crear vías de entendimiento, tolerancia y solidaridad. No se puede seguir trabajando en solitario.

¿Qué nos falta por hacer a los educadores ambientales venezolanos?
Pienso que hay que reunir todas las inquietudes de los educadores ambientales, y diseñar en conjunto una agenda donde se conjuguen todas las expectativas, experiencias, vivencias y actividades realizadas, para luego tomar las decisiones a que haya lugar en aquellos espacios y situaciones complejas desde el punto de vista ambiental.

Un comentario final

Yo les pido a los educadores en general que utilicen el Juego como recurso didáctico, que no lo menosprecien y lo asocien solo a los niños. El juego ofrece variedad en las experiencias motrices frente a la repetición de estereotipos. La actividad lúdica proporciona multitud de situaciones que implican la adaptación de diferentes esquemas motores a un entorno cambiante. El aprendizaje que se desarrolla a través de la actividad lúdica no es, en consecuencia, un aprendizaje basado en la repetición, sino en la práctica variable. Los mecanismos cognitivos y los motrices relacionados con la percepción, la toma de decisión y la ejecución se ven de este modo enriquecidos y se amplía también la posibilidad de transferencia de los aprendizajes. Estas ideas no son mías son producto de muchas discusiones, vivencias, conflictos, intercambio de ideas, nacen y se desarrollan de maestros como Guillermo Brown, Humberto González, Jesús Delgado, Rosalba Gómez y tu.

10 comentarios:

  1. Realmente es muy satisfactorio ver que dentro de la sección educadores ambientales se encuentre una Gran Educadora como lo es Maritza Pulido, tuve la oportunidad de conocerla gracias a un curso de Juegos Ecologicos en el año 2000, estaba entrando al mundo ambiental, 2 cursos de Juegos ecologicos que ella dio el el Zoologico Bararida me ayudaron muchisimo a seguir adelante y llevar el mensaje ambiental de una manera muy didactica. Maritza muchas gracias por lo que nos enseñas dia a dia. Saludos
    Imarú Lameda
    Investigadora Oso Andino

    ResponderEliminar
  2. Conocer y haber mezclado en parte de mi história a personas como Maritza Pulido y saber que ella se encuentra protegida por otros amigos como Alejandro Alvarez, me hace sentir comprometido con los princípios y misión de lo que llamamos Educación Ambiental, no importa donde nos encontremos. Que Dios los bendiga a ellos y a su obra.
    Jesus Delgado
    Brasil

    ResponderEliminar
  3. Maritza es una mujer increible. No se detiene ante nada. Para ella el tiempo no pasa. Su ahínco pasa de generación en generación sin descanso. Ahora mismo la USB la aprovecha y la disfruta. No se la pierdan en sus jardines.
    María Teresa Arbeláez
    Periodista

    ResponderEliminar
  4. Fabulosa esta entrevista con Maritza. Lástima que las autoridades de este país no hayan entendido el valor del trabajo que se hizo con Juegos Ecológicos ni el esfuerzo de los educadores ambientales del país.
    Pero como nos decía Guillermo Brown "hay que seguir empujando el sol"

    ResponderEliminar
  5. Maritza y su larga trayectoria como educadora ambiental es un ejemplo de éxito y voluntad. En un país donde sostener un proyecto a largo plazo con calidad y profesionalismo es cuesta arriba. Nos da un aliento a los que estamos empezando.

    ResponderEliminar
  6. Excelente entrevista, Maritza Pulido tiene una gran experiencia, no sólo en el trabajo directo con niños y maestros sino en la gerencia y coordinación de todo un programa nacional. Debería ser apoyada y llamada por las instituciones públicas del país y aprovechar su conocimiento y sabiduría como educadora ambiental integral.
    Saludos
    Anita Reyna

    ResponderEliminar
  7. Soy una mexicana que tuve la fortuna de disfrutar de un taller con Maritza que impartió en el CENEAN en Segovia, España. Así que su experiencia ha dejado huella en muchos paises y regado su profunda alegría entre muchos educadores ambientales. Gracias Maritza.

    Yolanda Quintero
    Educadora Ambiental, y profesora y formadora de directores de educación básica.

    ResponderEliminar
  8. Daniel Meléndez
    Barquisimeto, Venezuela

    Pienso que mi vida se divide en dos partes, antes de Juegos Ecológicos y después de J.E., donde mi persona cambio al 100% al darme totalmente cuenta que no solo yo puedo cambiar sino que puedo influir en el cambio de otras personas y mas cuando son niños, adolescentes y jovenes. Por tal motivo pienso que Maritza es una de las mejores personas que he conocido y lastima que factores políticos la hayan separado de nosotros.

    ResponderEliminar
  9. olaa muy buenas las entrevistas realmente interesante, yo soy alumna de educacion parvualria y me gustaria si me podrian emviar alguna informacion de juegos ecologicos, actividades y todo sobre edc, ambeintal por que e su n tem muy interesante. dese ya muxas graciasss

    ResponderEliminar
  10. Hola Ninoska, gracias por tu comentario, si me escribes a mi correo alvareziragorry@gmail.com podemos ponernos de acuerdo para ver en que puedo colaborar contigo

    ResponderEliminar