28 jul. 2009

Educadores Ambientales de Venezuela 2 (La gente que está trabajando para hacer un mejor país) 2_ Maritza Pulido


Más o menos por estas fechas, hace treinta años Maritza Pulido Santana inició Juegos Ecológicos en los Parques, el cual se convirtió en un programa emblemático y de referencia no sólo en Venezuela, sino en varios países del mundo. Por lo que en celebración de esta fecha hemos incluido a Maritza en el segundo reportaje sobre los educadores ambientales de Venezuela.

Para mi Maritza es una referencia permanente de lo que significan las palabras compromiso y voluntad. Como ella misma lo cuenta en la entrevista a partir de su trabajo artístico como gente de teatro, desarrolló una acción efectiva en materia de educación ambiental y en particular en sus elementos prácticos. Entre 1989 y el 2000 fundó, mantuvo y fue la Coordinadora Nacional del Programa Juegos Ecológicos. Por ese trabajo ganó el Premio Global 500 del PNUMA en 1991. Ella es autora de varios libros sobre el juego como recurso didáctico y sobre el uso de huertos como estrategia educativa. Es presidente de la ONG Ecojuegos dentro de la cual tiene más de quince años como educadora formando docentes en todo el país.

Esto fue lo que nos contestó Maritza a las preguntas del cuestionario que le enviamos.

¿Puedes definirte como educadora ambiental?
Puedo confirmarte sin la menor duda que me considero una educadora ambiental. En el transcurso de varias décadas, en varias instituciones y a través de muchos medios (publicaciones, talleres, cursos, foros), he estado estudiando y ejerciendo diversas modalidades para motivar a las personas a cambiar actitudes y conductas de manera de mitigar los efectos negativos de nuestros comportamientos hacia la naturaleza.

¿Por qué es importante para ti la educación ambiental desde tu propio contexto?
Pienso que la EA tiene que ver con la calidad del ambiente en que las comunidades se desarrollan y aprenden. Si las actitudes de sus pobladores son positivas hacia su entorno quiere decir que la manera como se les ha enseñado a comportarse con los elementos que allí se encuentran ha generado una cultura ambientalmente positiva y viceversa. En estos tiempos que nos ha tocado vivir, muchos organismos y medios de comunicación a nivel planetario están alertando sobre la perdida de la calidad del medio ambiente y las terribles consecuencias que esta degradación tiene para el planeta y sobre los seres humanos. Por lo que nos toca continuar realizando nuestras acciones en procura de una mayor concienciación a nivel mundial.

¿Cómo llegaste a convertirte en educadora ambiental?
Bueno yo vengo del mundo de la cultura, específicamente del Teatro y comencé a trabajar en el 74 en Inparques, en Relaciones Publicas, allí me encargaron de coordinar las tareas culturales de los fines de semana, luego se incorporaron las escuelas en plan de visitas guiadas, lo cual hizo que comenzara a estudiar cada uno de los ambientes del Parque del Este. Luego recuperamos un área del parque y construimos un Vivero Didáctico con sus respectivos senderos, venían aproximadamente 5.000 escolares anuales. En el 78 se incorporaron al Instituto los Parques Nacionales y Monumentos Naturales y me toco trabajar con las comunidades aledañas a algunos de ellos. Bueno sería largo describirte cada uno de esos sucesos pero puedo decirte en síntesis que en el momento que reconocí, comprendí y valoricé la importancia de conservar el patrimonio natural de la humanidad y su diversidad y relación directa con la salud del planeta, definitivamente mi manera de percibir y actuar en la vida cambió y me apliqué a “dedicación exclusiva a la disciplina de la EA”.

¿Cuál es el proyecto más significativo en materia de educación ambiental en el cual has participado o participas?
“Juegos Ecológicos en los Parques de Inparques”, programa de educación ambiental dirigido a niños, niñas y adolescentes, fundado en 1979 y en el cual trabajé como Coordinadora Nacional hasta el 2000. Este quehacer pedagógico fue muy significativo para mi persona, los niños participantes y también para todo el equipo de jóvenes guías y coordinadores que a nivel nacional, todos nos dimos a la tarea de recrear mediante actividades lúdicas como un medio educativo insustituible, el proceso de enseñanza-aprendizaje ambiental. El programa se estructuró y se convirtió en un modelo único de educación ambiental latinoamericano, en su fase motivacional, de desarrollo y de evaluación, tanto en los aspectos conceptuales, metodológicos y logísticos. Esta propuesta motivó a un grupo de profesores de la UNELLEZ, a involucrarla en la opción internacional de formar parte de la Lista del Premio Global 500 y se la envió al PNUMA que es el patrocinador del mismo. El resultado fue satisfactorio en 1991 y el premio recayó en mi persona, lo recibí en la ciudad de Estocolmo, Suecia. La verdad, que nos formamos en esta experiencia tan absorbente, tanto en crecimiento personal y como en el compromiso ético, sin precedentes; yo no hubiera trascendido sin la presencia del equipo que a nivel nacional me acompañó durante varios años.

¿Cómo ves el estado actual de la educación ambiental en Venezuela?
La situación actual debido no solo al peligro de extinción de nuestras áreas protegidas que abarcan casi el 45% de la superficie de nuestro territorio, y que estimo que se debe a la no existencia de geopolíticas ambientales dirigidas a la conservación de la biodiversidad, pues para ello deben convertir a la educación ambiental en un eje transversal a todos los niveles del currículum, tanto de educación básica, diversificada y superior. La permanente aplicación de modelos económicos que impera a nivel global, sus metodologías en su gran mayoría, generan numerosos problemas y conflictos de tipo social, ecológico y culturales a las audiencias a que van dirigidos, sobre todo en lo relacionado a como se explotan, se consumen y se reparten los recursos naturales. Estimo que las comunidades nacionales e internacionales, exigen un urgente cambio, manifiestan la necesidad de poner las bases de una transformación a través de la EA, para salir de la sociedad de consumo y apuntalarnos hacia una sociedad ecológica, en cuyo caso el reto sería adaptarnos a una cultura del reciclaje, de manera de organizar las relaciones humanas en función de valores como el respeto a la vida en todas sus formas y la sostenibilidad. Hermano del alma, ¡ahora es cuando hay que hacer!

¿Qué sería lo más importante que habría que hacer para mejorar la educación ambiental en el país?
Permíteme citar la frase de E. Burke (1729-1797) que decía: “el pecado más grande es no hacer nada porque piensas que solo puedes hacer muy poco”. Estamos convencidos, algunos educadores, que hay que entender y reflexionar sobre como es la relación de la humanidad con el resto de la biosfera y ponernos de acuerdo juntos en todos los miembros de la comunidad nacional, sobre la gestión ambiental e implementar las líneas en función de las futuras generaciones; el unir todas las visiones y estrategias, nos permitirá crear vías de entendimiento, tolerancia y solidaridad. No se puede seguir trabajando en solitario.

¿Qué nos falta por hacer a los educadores ambientales venezolanos?
Pienso que hay que reunir todas las inquietudes de los educadores ambientales, y diseñar en conjunto una agenda donde se conjuguen todas las expectativas, experiencias, vivencias y actividades realizadas, para luego tomar las decisiones a que haya lugar en aquellos espacios y situaciones complejas desde el punto de vista ambiental.

Un comentario final

Yo les pido a los educadores en general que utilicen el Juego como recurso didáctico, que no lo menosprecien y lo asocien solo a los niños. El juego ofrece variedad en las experiencias motrices frente a la repetición de estereotipos. La actividad lúdica proporciona multitud de situaciones que implican la adaptación de diferentes esquemas motores a un entorno cambiante. El aprendizaje que se desarrolla a través de la actividad lúdica no es, en consecuencia, un aprendizaje basado en la repetición, sino en la práctica variable. Los mecanismos cognitivos y los motrices relacionados con la percepción, la toma de decisión y la ejecución se ven de este modo enriquecidos y se amplía también la posibilidad de transferencia de los aprendizajes. Estas ideas no son mías son producto de muchas discusiones, vivencias, conflictos, intercambio de ideas, nacen y se desarrollan de maestros como Guillermo Brown, Humberto González, Jesús Delgado, Rosalba Gómez y tu.

13 jul. 2009

Educadores Ambientales de Venezuela (La gente que está trabajando para hacer un mejor país) 1 - Esmeralda Mujica



A partir de este momento comenzaré una serie de entrevistas con educadores y educadoras ambientales de Venezuela. La forma en que se realizará la presentación es a través de una serie de preguntas que se repetirán a lo largo de todas las entrevistas.

La primera entrevista es a Esmeralda Mujica, para mí una de las personas que con mayor pasión y profesionalismo asume la educación ambiental en el país, en particular en su área de influencia el centro del país. Esmeralda es Licenciada en Biología de la UCV, con orientación en el área de ecología. Tiene una gran experiencia en el manejo de parques zoológicos acuarios. Es autora de manuales para promotores y educadores ambientales y ha realizado una enorme actividad visibilizando temas ambientales a través de exposiciones en museos y otros espacios.
Sin más aquí están sus respuestas.

¿Puedes definirte como educadora ambiental?
Amo profundamente la naturaleza y la disfruto. Soy observadora y pongo demasiada pasión a las cosas que quiero. Solo trasmito los conocimientos adquiridos como biólogo, poniendo simplicidad a los procesos, por ello pudiese llamarme educador ambiental y le imprimo energía en lo que me gusta hacer. Estoy convencida y trabajo para que la gente común, educadores y comunicadores sociales entiendan y atiendan lo que significa AMBIENTE para su propia existencia.

Comenta brevemente ¿por qué es importante para ti la educación ambiental desde tu propio contexto?
Educar ambientalmente permite que el individuo sea responsable por las acciones que hace a diario. Si no tiene la información, dársela o si la tiene, en ambas, la comprenda, y entienda que su comportamiento ambiental tiene repercusión o compromete a las futuras generaciones. Por ello nunca digo no a los comunicadores sociales a la hora de dar una información o les recomiendo a otros profesionales.

¿Cómo llegaste a convertirte en educadora ambiental?
En el Aquarium de Valencia (entre los años 84 – 87), observé que al común de los visitantes no le importaba que fuéramos la colección de referencia de peces vivos en Venezuela, que habláramos de conservación. Los docentes venían y le decían a las toninas delfines de mar, confundían al manatí con una morsa y a la danta con un hipopótamo, allí comprendí la importancia de hacer educación ambiental… y más aun que no se puede ser rígido a la hora de impartir conocimientos… por eso en 1989 se crea el Departamento de Educación que lo dirigió Esmeya Díaz… tuve una excelente maestra. Además mucha gente han sido mis profesores, Maritza Pulido, Carlos Rivero Blanco, Faustina Valera de República Dominicana, Carol Saunders y Marcela Gianelloni del Kentucky Zoo.

¿Cuál es el proyecto más significativo en materia de educación ambiental en el cual has participado o participas?
El Ecomuseo de San Esteban (2004-2007) que ahora es solo historia. Conjugar patrimonio natural y patrimonio cultural es de vanguardia, y lo hicimos… y darle visibilidad al término Biodiversidad desde un sitio histórico y además dentro de un parque nacional tiene relevancia y pertinencia, Además trabajar en darle sentido de pertenencia a la comunidad es aun más interesante. No solo se hablaba de lo ambiental, sino de lo cultural de nuestras raíces, de sus huellas que llamamos legado impreso en roca… los petroglifos. Naturalistas que permanecieron y pintaron un pueblo y una región. Ver de cerca lo que pintó Bellemann, Appun, Göering y después Walter Arp es algo que solo puede vivirse una vez y aunque sea difícil de entender lo escrito por Appun en su capítulo de San Esteban y estar vigente… da pesar. Cuentos para niños escritos desde el mismo lugar de los hechos y encontrar la historia de una edificación del siglo XIX contada por una nieta…tiene mucha magia. Hablar de patrimonio intangible y a la vez que hacer registros históricos de una población humana es muy alimentador y entendí lo que mis abuelos decían…pueblo chiquito infierno grande…. Este proyecto marco una huella importante… trabajé 3 años con una comunidad… no una semana al mes, todas las semanas de 12 meses por 3 años. Conocí de cerca la pobreza, gente luchadora, honesta, amigos respetuosos que solo lo que desean es mejor calidad de vida y comprendí por qué tenemos a la actual Venezuela…. Esa fue mi experiencia en San Esteban. Una lección de vida ¡!!!

¿Cómo ves el estado actual de la educación ambiental en Venezuela?
Dividido, muchos proyectos en papel, gente que dice pero nunca ha hecho…. diagnósticos… proyectos cortos, muchos esfuerzos perdidos cero continuidad y poco impacto, porque son proyectos puntuales. Cualquiera habla de educación ambiental sin tener la más mínima idea de su significado. Por eso ahora hablo de Visibilidad y apropiación social de los conocimientos= ciencia.

¿Qué sería lo más importante que habría que hacer para mejorar la educación ambiental en el país?
ESPERAR…. A ver si es posible QUE todos NOSOTROS logremos que alguien entienda lo que decimos….

¿Qué nos falta por hacer a los educadores ambientales venezolanos?
(locuras!!!!!)

Capacitarnos en el área de mercadeo, marketing y publicidad para vender ambiente como producto.
Aprender algo de sociología o antropología para conocer y entender cómo llevarle el mensaje al ser humano

Un comentario final
Yo me preguntó ¿de verdad la educación ambiental sirve? O es algo que inventamos, pero no lo sabemos expresar a los demás seres humanos lo que queremos.
Veo Ecuador, Fundación Natura pionero en ED, Yolanda primera mujer y presidente de UICN. México con innumerables trabajos muy buenos y una lista de profesionales unas situaciones ambientales terribles…. Entonces qué pasó con esos años de trabajo con esa gente que marcaron hito en esos países…y vemos que las gestión integral de recursos naturales esta en el suelo… NO LO SUPIMOS HACER???????